COVID19

Nos cuidamos también en casa

COVID19

Serie de videos desarrollados junto a ELA para apoyar en la crianza y prevención de violencia a familias, niños, niñas y adolescentes.

RELACIONADOS

COVID19

Retorno gradual a los espacios de trabajo

El mundo se encuentra atravesando la pandemia por COVID-19 y lidiando con los profundos impactos sociales, sanitarios y económicos que conlleva. En Argentina el 20 de marzo se decretó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) y desde entonces se ha transformado aquello que conocíamos como normalidad. Mientras la apertura de actividades y la preocupación por la reactivación económica recibe atención política y mediática, las necesidades de cuidado de las familias reciben mucha menos atención y parecen darse por descontado. Sin embargo, es necesario atender a la pregunta: ¿cómo responder a los desafíos que se presentan en materia de cuidados en un contexto de regreso progresivo al trabajo pero sin contar con los servicios de cuidado habituales? ¿Qué necesidades de cuidado existen entre las y los empleados? Es importante conocer cuáles son las necesidades de cuidado y las distintas situaciones familiares dado que las estrategias deben ser diferenciadas y focalizadas según estas necesidades: no es lo mismo cuidar de niñas y niños pequeños que de adolescentes, de personas mayores o personas con alguna enfermedad crónica o tener todas estas opciones al mismo tiempo; ser dos o más adultos en el hogar cuidando que ser sólo una persona; que ambos progenitores estén haciendo teletrabajo a que uno/a de ellos/as tenga un empleo esencial y deba salir para trabajar. Y es fundamental que las medidas se encuentren disponibles tanto para varones como para mujeres e ir monitoreando quiénes son las personas que hacen uso de ellas. A partir de conocer la diversidad de situaciones y realidades familiares, hay un abanico de opciones que se pueden implementar para acompañar a sus colaboradoras/es en la conciliación familia-trabajo.Accedé al documento en la plataforma para conocer más sobre las acciones que puede tomar tu empresa.

COVID19

El cuidado en las empresas en tiempo de COVID19

Las dinámicas de trabajo y familiares se han visto afectadas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) dispuesto por el Gobierno nacional. Las familias, y en especial las mujeres, se están enfrentando con mayores demandas y nuevos desafíos de cuidado en un contexto de pérdida o disminución de ingresos familiares, agravamiento de la crisis socioeconómica y gran incertidumbre. Es fundamental la adaptación de las empresas al contexto de crisis sanitaria, social y económica. El acompañamiento a las empleadas y los empleados ayuda a mitigar el impacto negativo que esta pandemia tiene en las familias y especialmente en los niños, niñas y adolescentes. Entre las recomendaciones generales encontramos: monitorear las disposiciones laborales y seguir las recomendaciones de las autoridades nacionales y locales, identificar la cantidad de empleadas y empleados con personas a cargo: niñas, niños, adolescentes, personas mayores, personas enfermas y con discapacidad que requieran apoyos o mayor intensidad de cuidados. Replantear objetivos y expectativas en el trabajo: reconocer que la productividad no va a ser la misma y que debe adecuarse el nivel de exigencia, compartir una clara comunicación a los equipos y sus líderes, evitar reforzar el rol de cuidadoras de las mujeres: las medidas deben tomarse considerando que los varones también tienen responsabilidades familiares de cuidado, establecer canales de comunicación continua que permitan al personal expresar sus necesidades e inquietudes acerca de la conciliación familia-trabajo. Entender que las necesidades se pueden ir modificando con el correr de los días: estar abiertos al cambio y a hacer nuevos acuerdos de trabajo si es necesario, evaluar si las políticas actuales del lugar de trabajo ofrecen apoyo suficiente a sus trabajadoras, trabajadores y sus familias.

COVID19

Retorno gradual a los espacios de trabajo

El mundo se encuentra atravesando la pandemia por COVID-19 y lidiando con los profundos impactos sociales, sanitarios y económicos que conlleva. En Argentina el 20 de marzo se decretó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) y desde entonces se ha transformado aquello que conocíamos como normalidad. Mientras la apertura de actividades y la preocupación por la reactivación económica recibe atención política y mediática, las necesidades de cuidado de las familias reciben mucha menos atención y parecen darse por descontado. Sin embargo, es necesario atender a la pregunta: ¿cómo responder a los desafíos que se presentan en materia de cuidados en un contexto de regreso progresivo al trabajo pero sin contar con los servicios de cuidado habituales? ¿Qué necesidades de cuidado existen entre las y los empleados? Es importante conocer cuáles son las necesidades de cuidado y las distintas situaciones familiares dado que las estrategias deben ser diferenciadas y focalizadas según estas necesidades: no es lo mismo cuidar de niñas y niños pequeños que de adolescentes, de personas mayores o personas con alguna enfermedad crónica o tener todas estas opciones al mismo tiempo; ser dos o más adultos en el hogar cuidando que ser sólo una persona; que ambos progenitores estén haciendo teletrabajo a que uno/a de ellos/as tenga un empleo esencial y deba salir para trabajar. Y es fundamental que las medidas se encuentren disponibles tanto para varones como para mujeres e ir monitoreando quiénes son las personas que hacen uso de ellas. A partir de conocer la diversidad de situaciones y realidades familiares, hay un abanico de opciones que se pueden implementar para acompañar a sus colaboradoras/es en la conciliación familia-trabajo.Accedé al documento en la plataforma para conocer más sobre las acciones que puede tomar tu empresa.

Contáctanos